Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur.
Contact us now +1128 5255 8454
support@elated-themes.com
Blog

Comprar enlaces: ¿Qué necesitas saber para hacerlo bien?

comprar enlaces

¿Te has planteado comprar enlaces alguna vez? Si has estado investigando aunque solo sea un poco sobre el SEO seguro que ya has leído que los enlaces son un factor fundamental para conseguir un buen posicionamiento orgánico. Sin embargo, te adelanto que no todo vale.

Si simplemente con darse de alta en directorios, negociar intercambios con algún colega que también tenga una web o dejar links en foros el posicionamiento orgánico de un dominio se disparase… Sería demasiado sencillo, ¿verdad? ¿Para qué iban a existir entonces los expertos en link building?

Los enlaces son cruciales para aumentar la autoridad de cualquier web y así mejorar su posicionamiento orgánico. A ojos de Google, si quieres triunfar en internet, necesitas que otros sitios contengan enlaces a tu dominio. Pero no vale con que lo haga cualquier página, deben ser webs de calidad.

Seamos realistas, lo lógico y habitual es que un dominio de autoridad no incluya links a una web así porque sí. ¿Qué se puede hacer en estos casos? Seguro que te lo imaginas: comprarlos.

Ahora viene la duda más importante: ¿Qué hay que tener en cuenta para hacerlo bien?

En este artículo te cuento todo lo que hay que tener en cuenta para comprar enlaces empezando por lo más básico. Te explico por qué hacerlo, cuándo empezar, qué es mejor priorizar si tienes poco presupuesto, cómo reconocer un enlace de calidad y qué significan los diferentes atributos que pueden acompañar a un link.

¿Por qué comprar enlaces?

Desde sus inicios, Google interpreta que si muchas webs enlazaban a un dominio en concreto es porque el contenido ha de ser relevante o digno de mención.

Para el buscador es lógico que una página de calidad sea referenciada por otras y por eso, los enlaces externos han sido un factor clave para el posicionamiento orgánico desde los inicios del SEO.

Sin embargo, han pasado muchos años desde que Google estaba en pañales. La competencia entre webs es voraz y los algoritmos se han ido sofisticando cada vez más. Si repetir una keyword hasta la saciedad (keyword stuffing) ya no sirve para posicionar una página y te puede traer una penalización, con los enlaces pasa lo mismo.

Para Google ya no basta con tener enlaces y jugar a quién tiene más. Actualmente ya no solo es importante cuántas webs te dejan un link, también es fundamental quiénes son esas webs que te están referenciando.

Comprar enlaces sirve para conseguir links que realmente interesen a tu proyecto y para negociar las condiciones más beneficiosas para tu web.

¿Cuándo empezar a comprar enlaces?

Cualquier momento es bueno para empezar a trabajar una estrategia de link building. De hecho, si tienes la capacidad económica para hacerlo, lo ideal sería comenzar lo antes posible; desde el lanzamiento de tu sitio web.

Lo fundamental para trabajar una buena estrategia de enlaces externos es que esta vaya creciendo junto a tu dominio. Lo mejor es que se contemplen desde las primeras etapas del proyecto y que vaya desarrollándose de una forma gradual, progresiva y natural.

¿Qué es mejor priorizar? Calidad vs cantidad

En un mundo ideal, lo mejor para tu dominio es contar con numerosos enlaces de buena calidad pero sabemos que esto no siempre es posible. Google tiene en cuenta tanto la cantidad de páginas que enlazan a tu dominio como su calidad.

De hecho, vamos a matizar bien: Google tiene en cuenta el número de enlaces que apuntan a tu web y especialmente el número de dominios o IPs diferentes. Además, tiene en cuenta la autoridad de cada una de esos dominios.

Un enlace sin autoridad no vale nada. De hecho, muchos links de poca calidad pueden acabar perjudicando a tu web (es una práctica que algunos SEOs black hat usan para perjudicar a la competencia). Sin embargo, si tienes muy pocos enlaces, por muy buenos que sean, prácticamente no notarás la diferencia.

Lo interesante no es ir a conseguir un enlace en el mejor dominio, es distribuir tu presupuesto de una forma estratégica para conseguir la mayor cantidad con la mejor calidad posible.

A la par, la coherencia, la constancia y la naturalidad son imprescindibles para trabajar bien el link building. Es importante seguir una estrategia y que la creación de enlaces vaya haciéndose poco a poco y de una forma prolongada en el tiempo.

Un ejemplo que me gusta utilizar en estos casos: Imagina que quieres entrar en la zona VIP de la nueva discoteca de moda de tu ciudad, un enlace de calidad sería hacerlo del brazo de un famoso mientras que tener varios enlaces mediocres sería como juntarte con varios de tus colegas para intentar saltar la barrera.

¿Cómo reconocer un enlace de calidad?

Ya te ha quedado claro que para que una estrategia de link building funcione los enlaces tienen que ser de calidad así que es lógico que te preguntes cómo saber si un link es bueno o no o qué tienen los especialistas en cuenta para determinar dónde comprar enlaces.

Los SEOs utilizamos diferentes herramientas para analizar los dominios en los que podemos dejar un enlace. Aunque las métricas pueden recibir nombres diferentes en función de la herramienta utilizada, los dos puntos principales son el DR (Domain rating) que es la fuerza que tiene el dominio en su totalidad y el UR (Url rating) la autoridad que tiene una página concreta de ese dominio.

Otras métricas muy interesantes son el Trust Flow y el Citation Flow que indican la confianza que transmite un dominio a través de sus enlaces.

Por último, pero no menos importante, también tenemos en cuenta la cantidad de enlaces que tiene en ese momento el dominio que nos interesa. De esta forma podemos evitar páginas muy spameadas.

Enlaces do follow vs nofollow

Lo último que necesitas saber sobre la compra de enlaces es que existen diferentes atributos que pueden acompañarle para darle señales concretas a Google.

Salvo situaciones muy concretas, lo que más te interesa para aumentar la autoridad y el posicionamiento de tu web es conseguir enlaces dofollow. Es decir, aquellos que no llevan el atributo html rel=”nofollow”. ¿Por qué? Simple, porque la etiqueta nofollow le está indicando a Google que no preste atención a ese enlace. Aunque, te adelantamos, muchas veces el buscador hace lo que le da la gana.

Es importante señalar que tu dominio necesita tanto links dofollow como nofollow para que su perfil de enlaces parezca natural y Google no interprete que lo quieres manipular. No obstante, si estás pagando por conseguir un enlace en un dominio de calidad lo interesante es que sea dofollow para que beneficie a tu dominio.

Además de dofollow y nofollow también hay dos atributos que se utilizan para especificar aún más la naturaleza de los links que deberías controlar: UGC y sponsored.

UGC son las siglas de User Generated Content y se utiliza para marcar contenidos generados por los usuarios mientras que sponsored debería de usarse para indicar que el enlace es comprado.

Experto SEO

Comprar enlaces por tu cuenta nunca suele ser lo más acertado. Lo mejor es confiar en una agencia como la nuestra que te ofrezca un servicio de link building. ¿Te preguntas por qué? Muy simple, porque contamos con las herramientas y los conocimientos necesarios para saber en qué páginas y medios sí que merece la pena comprar enlaces y en cuáles no.

Llevamos años dedicándonos al link building y tenemos contactos en diferentes medios generalistas y especializados en diferentes sectores. Tenemos la experiencia y capacidad de negociación necesaria para asegurar unas buenas condiciones y un mejor precio.

Además, nuestro servicio va más allá de conseguir un enlace de calidad a buen precio y con las mejores condiciones para tu dominio. También hacemos un seguimiento para asegurarnos de que este sea permanente (es decir, que no lo borren después de unos meses) y se mantenga como dofollow.

¡Consultanos sin compromiso y descubre qué podemos hacer por ti! ¿Hablamos?

Aún no hay comentarios
¿Qué te ha parecido este contenido?
Al pulsar en "Enviar" aceptas nuestra Política de Privacidad - + Información, para tratar tus datos con la finalidad de tramitar las consultas que puedas plantearnos.