benchmarking que es

Benchmarking, qué es

Posicionamiento Web

En marketing existen muchísimos conceptos que debemos conocer. En este caso me centraré en el benchmarking, qué es y cuáles son todos sus secretos.

Cuando aspiramos a que nuestra marca tenga éxito es importante conocer los diferentes procesos que nos permiten mejorar y perfilar nuestras estrategias, logrando así destacar frente a nuestra competencia. El benchmarking es uno de los más importantes porque establece unas pautas de actuación para tomar como referencia a los líderes del sector y detectar qué podemos aprender de ellos para mejorar.

En este post vamos a aprenderlo todo sobre benchmarking, qué es, cuáles son sus tipos, las etapas en las que se divide y algunas herramientas útiles.

¿Qué es el Benchmarking?

El benchmarking es un proceso que se trabaja de forma continuada tomando como referencia los líderes del sector que trabajamos, ya sea fijándonos en sus productos y servicios como en sus procesos de trabajo. El objetivo es compararlos con los de nuestra propia empresa para detectar qué tipo de mejoras podemos hacer a nivel interno e implementarlas.

Es importante destacar que el objetivo de este proceso no tiene que ser copiar o imitar a los competidores sino que se busca ir más allá. Lo que se busca es aprender de los mejores y detectar la forma de aplicarlo de una forma personalizada y adaptada a nuestros valores de empresa, presupuesto y posibilidades.

Hay que destacar, aunque lo veremos más en detalle cuando hablemos de los tipos, que a veces el benchmarking también puede darse de forma interna en empresas grandes con varias marcas, diferentes departamentos, etc.

Tipos

En líneas generales podemos diferenciar entre tres tipos de benchmarking. Todos tienen el mismo objetivo, animar a los encargados de tomar decisiones estratégicas dentro de la empresa a tomar como referencia otros departamentos, competidores o sectores. La principal diferencia entre estos tipos es a quién se toma como referente. Vamos a verlos a continuación:

  1. Competitivo: El método más extendido aunque el más complicado de llevar a cabo porque tendremos una mayor dificultad para obtener datos. Consiste en tomar como referencia a nuestros competidores para compararlos con nuestra empresa y detectar las mejoras que podemos implementar para superarlos.
  2. Interno: En este caso se lleva a cabo dentro de la misma empresa. Es propio de las compañías más grandes o grupos empresariales formados por varias empresas. Lo que se hace es identificar un área y departamento que sea un ejemplo a seguir y se mira cómo aplicar su ejemplo en otras partes de la compañía.
  3. Funcional: Consiste en encontrar buenos ejemplos de prácticas en cualquier tipo de empresa en el área que queremos mejorar. En este caso la empresa no será competidora, ni siquiera hace falta que pertenezca al mismo sector.

Etapas

Como comentaba al inicio del post, el benchmarking es un proceso continuo que se basa principalmente en la analítica. Podemos dividirlo en distintas etapas e incluso combinar varias o dividir algunas de ellas aunque, en mi opinión, la mejor forma de llevar un buen control es dividir este proceso en estos cinco pasos:

  1. Planificación: Antes de empezar a recopilar datos es importante saber qué es lo que queremos medir, a quién vamos a investigar y de qué forma vamos a hacerlo
  2. Recopilación de datos: Una vez que sabemos qué tipo de datos queremos obtener, de quiénes y la forma en la que vamos a conseguirlo nos ponemos manos a la obra. Un factor importante a tener en cuenta es que para que este análisis funcione los datos tienen que ser cuantificables y comparables. En resumen: tienen que ser objetivos y tener en cuenta las mismas variables (fechas, localización, dispositivos, idioma, etc).
  3. Análisis: Una vez que tenemos una buena fuente de datos pasamos a analizarlos y a compararlos con los de nuestra compañía. Es importante fijarse sobre todo en las diferencias para ver dónde están los puntos de mejora.
  4. Acción: Llevamos a cabo acciones y mejoras tomando como base los datos obtenidos.
  5. Seguimiento: Lo más importante, monitorizar los resultados que vamos obteniendo para comprar que la estrategia está siendo realmente efectiva.

Herramientas

La anlítica es la clave de un buen proceso de benchmarking y la mejor forma de llevar a cabo estos análisis es utilizando diferentes herramientas que nos permitan obtener diferentes tipos de datos. 

Vamos a ver algunas opciones para analizar a la competencia y otras tantas para descubrir datos interesantes sobre nuestra propia empresa.

Para analizar la competencia

  1. Google Trends: Esta herramienta nos permite analizar las tendencias de acuerdo a cualquier término. Para hacer benchmarking podemos utilizarlo para analizar la relevancia de una marca concreta a nivel histórico. Además, podemos ver su impacto en diferentes zonas geográficas o los temas y búsquedas relacionadas con ella para detectar dónde tiene un mayor impacto y qué es lo que más llama la atención a los usuarios sobre ella
  2. Semrush: Nos da datos de lo más interesantes sobre cualquier web. Tales como el número de palabras clave que tiene posicionadas en Google (y cuáles son), el tráfico de pago y los enlaces (aunque para analizar backlinks es mejor Ahrefs). Además podemos ver su evolución a lo largo del tiempo. 
  3. Screaming Frog: Esta herramienta rastrea todo lo que hay dentro de la web. Es decir, enlaces, imágenes, código, titles y metadescripciones, longitud de los contenidos, etc. Una potente herramienta espía para saber todo lo que está haciendo la empresa que nos interesa a nivel SEO.
  4. Ahrefs: Al igual que Semrush nos permite analizar las keywords por las que posiciona nuestra competencia pero lo que más nos interesa en este caso es su gran potencia para analizar el número de enlaces que tiene la web y su tipo. 

Para conocer nuestra presencia digital

Es importante destacar que cualquiera de las herramientas mencionadas para analizar a la competencia puede -y debe- utilizarse para extraer y controlar los datos de nuestra propia web y analizar nuestro posicionamiento de marca.

Vamos a ver además algunas herramientas extra interesantes para controlar nuestra presencia online:

  1. Google Alerts: Una forma rápida y sencilla de monitorizar menciones en blogs, noticias, foros.. Ideal para vigilar nuestra reputación online. Puedes configurar diferentes tipos de alertas para tu propia marca y palabras clave que te interesen especialmente.
  2. Mention: Similar a Google Alerts, nos permite identificar, controlar y monitorizar las menciones a nuestra marca en redes sociales, webs de reseñas, blogs, etc.
  3. Fanpage karma: Centrada especialmente en la gestión de redes sociales, esta herramienta nos permite comunicar y analizar en tiempo real lo que se dice sobre nuestra marca. Además también sirve para detectar temas relevantes y personas influyentes dentro de nuestro sector.

Indexando Marketing

Analizar a nuestros competidores y conocer la situación real de nuestra empresa es fundamental si queremos seguir creciendo. En Indexando Marketing te ofrecemos un servicio de auditoría en el que analizamos todos los puntos clave de tu empresa y principales competidores para detectar puntos de mejora, proponiendo las mejores estrategias para conseguir superar a tu competencia. Solicita tu presupuesto sin ningún compromiso y descubre qué podemos hacer por ti.

Posted by Tania Lorenzo

Dejar un Comentario

QUIZÁ TE PUEDA INTERESAR
google news initiative

Google News Initiative: Herramientas para los creadores de contenido

leer más - Compartir -
ecommerce business plan

Ecommerce business plan, ¿lo necesitas?

leer más - Compartir -